Una historia, un olvido... el discurrir invisible de lo que existió y se desconoce

Este espacio pretende entender la historia como una disciplina que proporciona, tanto la información como los instrumentos necesarios para conocer el pasado, pero también como una herramienta para comprender al "otro", a nosotros mismos y a la sociedad del presente en la que interactuamos.

Conocer la historia de los gitanos españoles es esencial para eliminar su invisibilidad, entender su situación en la sociedad y derribar los estereotipos acuñados durante siglos.

Las publicaciones contenidas en este blog-revista tienen derecho de autor. Se ruega citen su procedencia. De no hacerlo, no pasa nada. Lo importante es sacar esta historia de la invisibilidad en que se haya.

lunes, 2 de mayo de 2016

DOCUMENTO DEL MES. Opinión de don Gaspar de Bracamonte sobre aceptar compañías de gitanos en los Tercios de Flandes (23 de mayo de 1639)

Batalla de Nördlingen
… si bien reconozco que puede tener inconvenientes, además de la indecencia, el admitir en los ejércitos de su majestad gente tan desacreditada como ésta; pero también considero que las ocurrencias de aprieto grande suelen dispensar mayores impedimentos que éste; los romanos armaron alguna vez esclavos, y ya hemos visto indultados y hechos capitanes, bandoleros de muchos años; y yo estoy pensando que de esta gente se podrían formar dos o tres compañías de dragones que sirviesen en este manejo muy útilmente, por ser todos de natural duro, acostumbrados a sufrir los tiempos, ágiles para manejar los caballos, y más ejercitados que otros en el uso de los arcabuces. Considero también que por este camino podría libertarse el reino de este género de gente, con mejor efecto del que han obrado tantas leyes y pragmáticas hechas con este intento, que sólo han servido de hacerlos más perversos, con la desconfianza, obligándolos con la persecución que padecen en los pueblos a que se retiren a los montes con mayor perjuicio de la república.
Camino español

Gaspar de Bracamonte

COMENTARIO: El informe de don Gaspar de Bracamonte, conde de Peñaranda y por entonces protegido del Conde-duque de Olivares, supone la confirmación de los efectos negativos de la política represiva del Estado hacia los gitanos. La “desconfianza” mutua entre las sociedades gitana y castellano-aragonesa se alimentaba con cada disposición punitiva y provocaba la clandestinidad de aquellos elementos que se resistían a abandonar su forma de vida. En este caso, la opinión de Gaspar de Bracamonte surge de la pretensión de Sebastián de Soto para formar una compañía de 200 gitanos para combatir en Flandes, pues éste manifestaba estar ocioso y deseoso de volver al real servicio. Importante documento que muestra la vertiente militar de los gitanos y su presencia en Flandes, abriendo conjeturas respecto al vocablo flamenco, sinónimo de gitano a lo largo de todo el siglo XVIII.
PARA SABER MÁS: http://anatomiadelahistoria.com/2016/06/los-gitanos-espanoles-en-los-tercios-de-flandes/

No hay comentarios:

Publicar un comentario